Información y curiosidades hipopótamo pigmeo

Choeropsis liberiensis, es una criatura solitaria en la naturaleza. No es agresivo, pero puede ser peligroso cuando se le molesta y se sienten amenazados. El hipopótamo pigmeo intentará intimidar a los enemigos abriendo sus mandíbulas y mostrando sus dientes.

Descripción

Es un animal semiacuático y robusto con una cabeza relativamente pequeña, redonda y una piel gruesa negruzca. Junto al hipopótamo común, es una de las dos únicas especies de la familia de los hipopotámidos (mamíferos artiodáctilos). Sus parientes vivos más cercanos son los cetáceos; Ballenas y delfines.

Apariencia

El hipopótamo pigmeo, que rara vez pesa más de 250 kg, no es mucho más grande que un cerdo. Están adaptados a la vida de los anfibios, así como su pariente más grande, el hipopótamo común, aunque sus hábitos son mucho más terrestres. Sus orejas, ojos y orificios nasales se ubican en la parte superior de la cabeza, de modo que cuando emerge ligeramente del agua, el resto del cuerpo queda sumergido.

Hábitat

Se encuentran en Costa de Marfil, Guinea, Liberia y Sierra Leona en África occidental. Viven en áreas pobladas de bosque, cerca de arroyos y pantanos. Son nocturnos, se pasan el día escondidos en vegetación densa o en zonas pantanosas.

Reproducción

Poco se sabe sobre el comportamiento reproductivo de los hipopótamos pigmeos en la naturaleza. Las hembras dan a luz en aguas poco profundas o en la tierra. Las crías pesan unos 5 kg al nacer. Los gemelos ocurren muy ocasionalmente. Las madres dejan sus crías escondidas en el agua mientras buscan comida, comienzan a seguir a su madre alrededor de los 3-5 meses de edad. Los jóvenes son destetados alrededor de los 8 meses de edad, pero pueden quedarse con su madre hasta que tengan varios años. 

Depredadores

Hay poca información disponible sobre los depredadores de los hipopótamos pigmeos, pero los potenciales son leopardos y cocodrilos. Pueden ser presa de una gran variedad de animales, incluido el gato dorado africano, la civeta africana y la pitón de Seba.

Alimentación

Invierten unas 6 horas al día en buscar alimentos y se alimentan de una variedad de vegetación, incluidas hojas, plantas acuáticas, helechos, raíces y frutos caídos al suelo. Usan sus labios fuertes, en lugar de sus dientes, para desgarrar la vegetación. 

Conservación

La principal amenaza que enfrentan los hipopótamos pigmeos es la pérdida de hábitat, ya que los bosques se han utilizado para la tala, la agricultura, las plantaciones y la construcción de asentamientos. También, se enfrentan a las amenazas de caza por su carne. 

Están protegidos por la ley en todos los países en los que están presentes y se encuentran en el Apéndice II de la CITES, lo que significa que el comercio en cualquier parte del mundo de este animal, está restringido. La mayoría viven en áreas protegidas, y todos los países en los que habitan, han desarrollado estrategias que deberían ayudar a proteger a los hipopótamos.